Llámenos a nuestro Call Center: 562 2299 0 299

Preguntas Frecuentes FAQ

Una hernia es la salida o protrusión de una víscera abdominal a través de una debilidad en la pared de la abdomen.

Imagínese unas llantas de automóvil antiguo. Su cubierta externa es como la pared abdominal. La cámara de goma interna es como la capa delgada del interior del peritoneo.

En vez de tener aire en su interior su abdomen contienen los intestinos y otros órganos vitales.

Cuando la capa o cubierta externa se debilita se forma una hernia. Pueden ocurrir en adultos y niños.

Las hernias más frecuentes son inguinales 75%.

Otras incluyen: umbilical, femoral, incisional.

La mayoría de las hernías son adquiridas, es decir se producen por aumento de la presión intra abdominal.

La posición erecta del ser humano, la constipación, tos crónica por tabaco u otras enfermedades, poco ejercicio físico, contribuyen al desarrollo de las hernias, las cuales son muy frecuentes.

Las hernias congénitas desde el nacimiento son menos frecuentes.

Generalmente es fácil de diagnosticar por examen físico, pero en ocaciones es necesario agregar imágenes como Ecografia, Scanner o Resonancia nuclear magnetica. Se manifiesta hasta como un bulto o tumor que aparece en la región en que se localiza la hernia, frecuentemente en la ingle. Puede presentarse con molestia o dolor cuando usted se levanta objetos pesados, tose o puja para orinar o defecar.

En algunos casos la hernia se puede complicar o puede estrangularse un segmento de intestino requiriendo una operación de urgencia, constituyendo una situación grave.

Si usted cree tener una hernia consulte a su médico de inmediato para una evaluación médica.

El único tratamiento definitivo es cirugía. El tratamiento conservador, con observación faja y bragueros no es recomendable debido a que no cura la hernia.

Es recomendable corregir la hernia con una operación antes que se haga de mayor tamaño y antes de que se complique. Los tipos de procedimientos quirúrgicos son múltiples incluyen la tradicional reparación anterior, la técnica preperitonal, la técnica laparoscópica, con o sin malla para cerrar el defecto hernario.

Éstas técnicas se pueden realizar con anestesia general, regional, raquídea, o con el estesia local.

Consulte con el médico de inmediato si:

Tiene una hernia o masa dolorosa y los contenidos no se pueden introducir en el abdomen usando presión suave.

Presenta náuseas, vómitos o fiebre junto con la hernia dolorosa.

Tiene una hernia que se torna de color rojo, púrpura, oscuro o cambia de color.

Llame al médico si:

Tiene dolor, inflamación o una protuberancia en la ingle.

Tiene una protuberancia o hinchazón en la ingle o el ombligo o esta está relacionada con una incisión quirúrgica previa.

Generalmente a partir de los 15 dias.

Utilizar técnicas apropiadas para levantar peso.

Bajar de peso en caso de sobrepeso.

Aliviar o evitar el estreñimiento comiendo mucha fibra, bebiendo mucho líquido y haciendo ejercicio físico regularmente.

Los hombres deben acudir al médico si hacen esfuerzo con la micción, ya que esto puede ser un síntoma de un agrandamiento de la próstata.

Tratar la tos crónica.

Actividad física regular y controlada.