Llámenos a nuestro Call Center: 562 2299 0 299

Pruebas y Exámenes

Un médico puede confirmar la presencia de una hernia durante un examen físico. La masa puede aumentar su tamaño al toser, agacharse, levantar algo o al hacer un esfuerzo.

Es posible que la hernia (protuberancia) no sea visible en bebés y niños, excepto cuando están llorando o tosiendo. En algunos casos, se puede necesitar una ecografía para buscar una.

Si usted posiblemente tiene una obstrucción en el intestino, necesitará una radiografía del abdomen. Las tomografías computarizadas y la RNM también son muy útiles para encontrar algunas hernias.